Aumenta gravemente la incidencia del cáncer pero baja la mortalidad

Aumentan los enfermos de cáncer en España pero disminuye su tasa de mortalidad.

En 2020 se detectarán aproximadamente 250.000 nuevos casos en nuestro país.


La Sociedad Española de Oncología Médica dio a conocer las estimaciones de la incidencia y la mortalidad para el año 2012 para los cinco tipos principales de cáncer y para todos los tumores, así como sus previsiones para 2020. La revista “Annals of Oncology” publica un estudio que se centra en la incidencia, es decir, el número de personas nuevas afectadas por cáncer, y en la mortalidad causada por esta enfermedad.


Habrá una incidencia mayor que en los años anteriores, en el año 2006 se reportaron 187.573 casos de cáncer mientras que en 2012 fueron estimados 208.263, y en el 2020 serán 246.713. Es llamativo el incremento de incidencia del cáncer en las mujeres, de este incremento de 20.000 nuevos casos, 16.000 lo son, de hecho, la frecuencia del cáncer se ha multiplicado por 4 en 10 años en las mujeres de 35 a 45 años. Los oncólogos advierten que la balanza tiende a equilibrarse pero aún sigue habiendo mayor incidencia en la población varón, con 104.800 nuevos casos frente a 103.400 en mujeres.


Para las mujeres, se incrementó en 2012 respecto a 2006 el número de casos de cáncer de mama, de cáncer colorrectal y de cáncer de pulmón, siendo éste el aumento más relevante con más de 1.300 diagnósticos, mientras que disminuyeron los casos de cáncer de estómago.


Para los hombres, también aumentó el número de casos nuevos de cáncer colorrectal y se diagnosticaron más casos de cáncer de próstata. Sin embargo el número de enfermos de cáncer de pulmón y cáncer gástrico disminuyeron levemente. Por tanto, de manera global, en 2012 aumentó la incidencia del cáncer de mama, colorrectal y de pulmón pero disminuyó el cáncer de estómago.


Para las mujeres, la mortalidad en 2012 por cáncer de pulmón se incrementó considerablemente, aproximadamente 1300 víctimas más respecto a 2006. En cuanto al cáncer de mama, el incremento de la mortalidad es discreto, de aproximadamente 300 personas. Las muertes por cáncer colorrectal se redujeron en 200 casos y las muertes por cáncer de estómago disminuyeron también. El cáncer con mayor mortalidad para las mujeres continúa siendo el cáncer de mama, con más de 6.000 fallecimientos sucedidos en 2012 y 6.400 en 2013.


Para los hombres, aumentó el número de fallecimientos por cáncer colorrectal en más de 500 muertes en 2012 respecto a 2006, según el INE también aumentó el número de muertes por cáncer de pulmón en un 0’8% en 2013 respecto a 2012. El cáncer más mortal para los hombres sigue siendo el cáncer de pulmón, con más de 16.000 fallecimientos en 2012. Las muertes por cáncer de próstata fueron similares, este tipo de cáncer representa el 33% de los cánceres en el hombre, la tasa de mortalidad no crece gracias al análisis PSA entre los 50 y 70 años. Se prevé aun así que disminuirán las defunciones debidas al cáncer de pulmón y al cáncer gástrico.


La mortalidad global que fue prevista en el año 2012 para los cinco cánceres más relevantes revelaba que se producirían más muertes por cáncer de mama, cáncer colorrectal y cáncer de pulmón respecto al año 2006, mientras que las defunciones por cáncer gástrico disminuirían así como las de cáncer de próstata. Según los datos referidos al periodo 1988-1999, España ocupa el primer lugar de Europa en curación del cáncer de estómago, ya que el 26,8% de los pacientes lo supera definitivamente. El cáncer de pulmón sigue siendo el cáncer más mortal, con más de 20.000 muertes que fueron previstas en 2012 para ambos sexos, sin embargo un 10% de los casos son curado
s, una tasa solo superada por Francia con un 10,3%.

Las cifras globales son más altas que las registradas hace seis años, en 2006, cuando se registraron más de 187.500 nuevos casos y 98.700 muertes. Sin embargo, según precisa la SEOM, la diferencia entre ambos incrementos “confirma la tendencia a la disminución de la mortalidad por cáncer gracias a los avances científicos tanto en las técnicas diagnósticas como en los tratamientos.” Es decir, la mortalidad respecto a la incidencia está bajando, pero hay más fallecimientos debido a que la incidencia es mucho mayor, por ejemplo, la incidencia del cáncer se dobló desde 1980 a 2005 mientras que el riesgo de mortalidad bajó un 25%.


El doctor Juan de la Haba, reputado oncólogo, afirmó en su conferencia en Bujalance que para el año 2020 uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres se enfrentarán a un cáncer, pero da un mensaje de esperanza “tenemos que perder el miedo a mencionar la palabra cáncer, esto hará que sea más fácil que los pacientes con cáncer y sus familias se sientan menos solos e integrados en una sociedad que a día de hoy aún les da la espalda ”.


“La atención de los pacientes en equipos multidisciplinares, la incorporación de nuevos fármacos y la excelencia en la atención a los pacientes oncológicos por los profesionales sanitarios, entre los que los oncólogos médicos desarrollan un papel relevante, contribuyen de forma significativa al descenso de la mortalidad.” Así se desprende los datos presentados por la SEOM durante la presentación de la campaña “¿Cómo vas de lo tuyo? Lo mío se llama cáncer”, organizada junto con el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud.
La probabilidad de contraer un cáncer aumenta con la edad, los casos previstos para 2020 para hombres y mujeres mayores de 65 son de 149.431, mientras que esta cifra dista bastante para los menores de 65 años, alcanzando los 97.282 casos. Así también, la probabilidad de contraer un cáncer dependerá mucho de nuestros hábitos, recientes estudios consideran que si nadie fumara habría un 30% menos de enfermos de cáncer y si la gente cuidara su sobrepeso y realizara ejercicio a menudo se reducirían en otro 20%, sobre todo en los cáncer de colon, de mama y de pulmón. Una alimentación sana y equilibrada ayuda mucho a prevenirlo, tratando de evitar algunas frituras y precocinados, así como algunos tipos de aditivos “E-..” que son componentes peligrosos en los alimentos. El Instituto Nacional de Cáncer también nos aconseja para prevenirlo controlar la cantidad de alcohol que consumimos, beber mucho alcohol está relacionado con varios tipos de cáncer, por ejemplo, cáncer de mama, de hígado, de estómago y de boca. Se aconseja proteger la piel de la luz directa del sol, es bueno usar protectores solares para limitar el efecto de los rayos ultravioletas.

Las probabilidades de curarse hoy en día de un cáncer son cercanas a un 50%, lo cual dependerá mucho del tipo de cáncer contraído, algunos se curan casi al 100% como el cáncer de testículo. A pesar de los progresos incesantes tanto en la detección como en la prevención, esta enfermedad sigue provocando mucha inquietud entre los pacientes, a decir verdad, el cáncer continúa siendo la primera causa de muerte en España, por encima de las enfermedades cardiovasculares y los accidentes de tráfico. Entre los 35 y los 64 años el cáncer es la enfermedad mortal más frecuente. Cerca de 8 millones de personas mueren de cáncer cada año en el mundo, lo que convierte en esta enfermedad más peligrosa que el SIDA, la tuberculosis y el paludismo juntos, datos alarmantes teniendo en cuenta que la incidencia aumenta tanto, según la American Cancer Society más de 12 millones de casos fueron diagnosticados en el mundo en 2007.

Por estas razones, la prevención y el diagnóstico precoz son tan importantes y decisivos a la hora de combatir la enfermedad. Según el presidente de la SEOM, Juán Jesús Cruz, las cifras siguen demostrando como el cáncer es una “enfermedad seria que tiene unas implicaciones tanto pronosticas como de tratamiento bastante graves”. No obstante, añade, en los últimos años se ha registrado un aumento de las tasas de curación y las expectativas de vida de la mayoría de cánceres, lo que demuestra que se le puede hacer frente. Según el informe Eurocare-4, España es en efecto uno de los países con las mejores tasas de curación en algunos cánceres como el de estómago, el de pulmón y el de mama, en éste último tenemos una tasa de curación del 72,9% de curaciones, sólo nos adelantan Suecia con un 73,2% y Finlandia con un 73,4%.



El tabaco también ataca al cerebro

Un estudio realizado por el Kings College sobre 9.000 personas ha comprobado que el tabaco daña la memoria, la capacidad de aprendizaje y el razonamiento. Se analizaron los datos relacionados con el estilo de vida de individuos mayores de 50 años a los que se le realizaron pruebas cognitivas que se repitieron a los 4 y a los 8 años. Los resultados mostraron que el riesgo global de un infarto o ictus se relacionaba con un deterioro cognitivo importante, el tabaco estuvo relacionado con los peores resultados en los test. Las investigaciones han vinculado el hecho de fumar con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia.



Share to Facebook Share to Twitter Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario